BLOG

Esto es el subtítulo de la página

Facebook en el punto de mira de las autoridades de protección de datos europeas

Hace escasos días se hablaba en los medios de que “las autoridades europeas de protección de datos se ponen duros con Facebook sobre su nueva política de privacidad”. Según publicó el diario The Register, el Grupo de Trabajo del Artículo 29 ha creado un grupo de trabajo especial para investigar los nuevos términos y condiciones de privacidad de datos de la red social.

A las autoridades europeas de protección de datos les preocupa que la unión de muchos servicios diferentes ofrecidos por Facebook puedan violar las leyes de privacidad de la UE.

Así anunciaba Facebook, a finales de 2014, la modificación de su política de privacidad: “A partir del 30.01.2015, al utilizar nuestros servicios, estarás aceptando nuestras condiciones, nuestra política de datos y nuestra política sobre cookies actualizadas; también estarás mostrando tu acuerdo con que te mostremos anuncios mejorados basados en las aplicaciones y los sitios que utilices”.

Adelantamos, que las modificaciones introducidas por la red social, no afectarán a las restricciones de privacidad que los usuarios tengamos ya configuradas, es decir, que según Facebook, seguimos siendo propietarios del contenido e información que publicamos en la red y podemos controlar cómo compartimos la misma a través de la configuración nuestra privacidad.

¿Cuáles han sido entonces los cambios fundamentales? Los principales cambios de la “normativa “de Facebook afectan sobre todo:

1.A los datos de geolocalización que recogerá desde los Smartphone de los usuarios,  según Facebook este dato lo utilizará para adaptar sus servicios a nuestras necesidades y a las de otros usuarios, es decir, para enviarnos publicidad, que entendemos que pueden ser las necesidades de otros usuarios que hayan pagado a Facebook por promocionarse.

2.A la información de sitios web y aplicaciones que utilizan los servicios de Facebook, es decir, que recopilará la información cuando visitamos o utilizamos sitios web y aplicaciones de terceros que usan los servicios de la red social, como por ejemplo el botón «Me gusta» o el inicio de sesión con Facebook. Dicha información incluirá datos acerca de los sitios web y las aplicaciones que visitemos, el uso de los servicios de Facebook en dichos sitios web y aplicaciones, así como datos que el desarrollador o el editor de la aplicación o el sitio web te proporciona a ti o a nosotros. Es decir, que se producirán cesiones de nuestros datos entre Facebook y terceros.

3.A atributos como el sistema operativo, la versión de hardware, la configuración del dispositivo y los nombres y tipos de programas informáticos, la carga de la batería y la intensidad de la señal, así como datos de identificación de nuestros dispositivos. La finalidad de acceder a esta información no es otra que para poder conocer cuánto tiempo de vida le queda a nuestro smartphone para que las aplicaciones funcionen mejor dentro de esas circunstancias.

Asimismo, Facebook nos indica que podrá compartir nuestros datos de carácter personal y otras informaciones con empresas del “Grupo Facebook” para facilitar, respaldar e integrar sus actividades, así como para mejorar nuestros servicios. Estamos hablando de casi una  docena de empresas diferentes que tendrán nuestros datos.

Del pequeño análisis realizado, salta a la vista que las nuevas condiciones que nos exige Facebook para usar sus servicios es que aceptemos la cesión de nuestros datos a terceros para analizar nuestros gustos, preferencias y en qué lugar exacto nos encontramos en cada momento, con el fin principal de poder enviarnos publicidad a la carta.