¿Tu centro escolar dispone de página web, un blog o redes sociales donde se comparten imágenes de los alumnos? ¿Pueden los familiares captar imágenes en el interior del centro?

Como ya comentamos en anteriores publicaciones, ver aquí, la utilización de la imagen de un menor está sujeta a la normativa sobre protección de datos, ya que la imagen se considera un dato de carácter personal, así como a lo previsto en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, y en la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor.

En este post vamos a intentar resolver aquellas posibles cuestiones que plantea el tratamiento de las imágenes en los centros escolares, así como la forma correcta de gestionarlas para prevenir problemas y evitar conflictos legales. Para ello, vamos a referirnos fundamentalmente a las disposiciones recogidas en la normativa, así como de las recomendaciones que hace la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en su Guía para centros educativos (La Guía).

• Cuando las imágenes son captadas por los padres y familiares de los alumnos.

Es habitual que los propios padres y familiares de los alumnos hagan fotografías y graben vídeos en eventos o festivales, abiertos al público, en los que éstos participan.

En estos casos, en virtud del artículo 2.2c) del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y del 2.2a) de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD), estamos hablando de que la captación de esas imágenes se corresponde, en principio, a una actividad exclusivamente personal y doméstica, y, por tanto, quedan excluidas de la aplicación de la normativa de protección de datos.

Es altamente recomendable, y así también lo recoge La Guía, que el centro advierta a los asistentes a los eventos de que se pueden grabar imágenes de los alumnos para su utilización exclusivamente personal, familiar y de amistad.

Además, los padres y familiares han de tener en cuenta que, para publicar este tipo de grabaciones en internet en abierto, deberán contar con el consentimiento de todos aquellos que aparecen en las imágenes, de sus padres o tutores si son menores de 14 años.

Ahora bien, ¿puede un centro prohibir que los padres y familiares hagan fotografías o graben vídeos de los alumnos en el interior del mismo?

No existe disposición legal, ni en lo dispuesto en la normativa en materia de protección de datos, ni en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (Ley de Educación), que obligue a aplicar este tipo de medidas en los centros; ahora bien, ello no quita para que sean los propios centros los que decidan dentro de su política interna llevar a cabo tal prohibición, valorando previamente cuales serían los pros y los contras que la misma traería consigo.

Publicado en Blog

El uso de las redes sociales (RRSS), forma parte de nuestro día a día, y, de hecho, los servicios más utilizados en la red se prestan gracias a la información y datos personales que los usuarios aportamos, tanto a empresas como a otros usuarios. Esto requiere que seamos conscientes de los riesgos que puede entrañar tanto para nuestra propia seguridad y privacidad como para la de terceros.

Para abordar este tema, vamos hoy a referirnos al criterio que ha adoptado la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en la Resolución del expediente N. º: E/01849/2018, a raíz de la denuncia interpuesta por un hombre (el denunciante) tras la difusión que dio su ex pareja (la denunciada) de la sentencia que le condenaba por incumplir la orden de alejamiento de la víctima que se le había interpuesto como responsable de un delito de violencia de género. (artículo 48 de nuestro Código Penal).

La sentencia completa fue difundida a través de un grupo cerrado de Facebook compuesto por 728 miembros del municipio donde ambos residían y, el fallo de dicha sentencia, a través de su estado de WhatsApp.

Hay que analizar si este supuesto encaja dentro del ámbito de aplicación previsto en la normativa de protección de datos personales:
- El artículo 2.2.a) LOPD 15/1999 dispone que “El régimen de protección de los datos de carácter personal no se aplicará a los ficheros mantenidos por personas físicas en el ejercicio de actividades exclusivamente personales o domésticas”.

Además, el artículo 94 de la ya aplicable Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. (LOPDGDD), el cual regula el “derecho al olvido en servicios de redes sociales y servicios equivalentes”, excluye del ejercicio de este derecho, los datos facilitados por personas físicas en el ejercicio de actividades personales o domésticas.

- En la misma línea, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) tanto en su Considerando 18 como en su artículo 2, refleja que lo dispuesto en el mismo no es aplicable para el tratamiento de datos que se desarrolle en el curso de actividades exclusivamente personales o domésticas y que, en consecuencia, no guarden conexión con actividades profesionales o comerciales.

Llegado este momento, cabe plantearse dos cuestiones:
1. ¿Qué debemos entender por actividades personales o domésticas en este ámbito?
2. ¿Queda entonces este caso fuera del ámbito de aplicación de la norma?

Publicado en Blog

Si hace unas semanas, en este mismo blog, nos planteábamos la cuestión de si la difusión de imágenes privadas vía redes sociales, era considerada un delito o no, desde el 31 de marzo y con la aprobación de la reforma del Código Penal, no cabe duda alguna.

Ya es una realidad materializada en el artículo 197 apartado 7 (no en el 4bis como se preveía en el anteproyecto): "Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona". Asimismo, se añade un agravante, imponiendo la pena en su mitad superior, para los casos en el que los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que esté o haya estado unida a él por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa.

En la propia exposición de motivos de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se indica que los supuestos a los que ahora se ofrece respuesta son aquellos en los que las imágenes o grabaciones de otra persona se obtienen con su consentimiento, pero son luego divulgados contra su voluntad , cuando la imagen o grabación se haya producido en un ámbito personal y su difusión, sin el consentimiento de la persona afectada, lesione gravemente su intimidad. Aunque la casuística puede ser muy variada, parece que se trata de perseguir fundamentalmente los casos conocidos como revenge porn o "porno vengativo"

Publicado en Blog

No son pocas las ocasiones en las que la prensa se hace eco de alguna sentencia relacionada con la difusión de imágenes o vídeos a través de redes sociales, sobre todo WhatsApp y normalmente con contenido sexual, sin contar con el consentimiento del afectado. Sin más y dicho así, lo primero que se piensa es que la persona que ha enviado esas imágenes o vídeos está cometiendo un hecho ilícito.

Lo cierto es que la respuesta que puedo dar, a priori, es que a veces sí a veces no, me explico, para ello voy a recurrir en primer lugar al artículo 197 apartado 1 del Código Penal, el cual establece: "El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses" y al aparatado 4 "Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años si se difunden, revelan o ceden a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas a que se refieren los números anteriores."

Si nos encontramos en el caso que se describe en el artículo, es decir, que alguien se hace con las imágenes de un tercero sin su consentimiento y a su vez las difunde a otros terceros, está claro que esa persona está cometiendo un delito de descubrimiento y revelación de secretos tipificado en el mencionado artículo 197 del Código Penal.

Pero ¿qué ocurre si la persona que difunde las imágenes, sin consentimiento, las ha obtenido por voluntad propia del afectado? esto es, que ha sido un mero receptor de las imágenes ¿Está cometiendo un delito? Pues en estos casos, hoy por hoy, nos podemos encontrar con sentencias contradictorias.

Publicado en Blog

Nuestros Servicios

lopd

Protección de Datos

ver más +
Adec. web

Web, Apps, e-commerce

ver más +
compliance

Compliance

ver más +
mantenimiento

Seguridad de la información

ver más +
formacion

Formación

ver más +
play

prodat securityperson

DPD/DPO EXTERNALIZADO PRODAT EXTERNALIZACION DE LA FIGURA DEL DELEGADO DE PROTECIÓN DE DATOS

Prodat pone a su disposición el servicio de “DPO externalizado”. Prodat DPO realiza todas las funciones de obligado cumplimiento en algunas organizaciones públicas y privadas para que puedan concentrase en su negocio , con la tranquilidad de un servicio especializado...

prodatnou

NUEVA PLATAFORMA DE GESTION DE LA PRIVACIDAD PRODAT PRIVACY COREBOS

Como evolución natural de su anterior plataforma software de privacidad , surge para cumplir con las nuevas exigencias del RGPD Europeo
Con tecnología CoreBos y adaptada a las ventajas de los servicios en la nube. Esta herramienta constituye desde hace más de una década el corazón tecnológico de Prodat...

prodat securityformation

FORMACIÓN LA MEJOR HERRAMIENTA DE CUMPLIMIENTO RGPD

La finalidad esencial de la FORMACIÓN RGPD-PRODAT es difundir entre el personal de su organización la puesta en práctica de las reglas y procedimientos necesarios para el cumplimiento de lo establecido por la legislación vigente en materia de protección de datos principalmente adaptado a su sector de actividad...

Delegación  Galicia Delegación  Asturias Delegación Cantabria Delegación Euskadi Delegación Navarra Delegación  La Rioja Delegación Aragon Delegación Cataluña Delegación  Valencia Delegación Alicante Delegación Baleares Delegación Murcia Delegación  Castilla y León Delegación  Madrid Delegación  Castilla la Mancha Delegación  Extremadura Delegación Huelva Delegación  Cádiz Delegación Sevilla Delegación Málaga Delegación de Tenerife Delegación Las Palmas Delegación Portugal