Fue en los años 80 cuando salió al mercado el primer teléfono móvil analógico de la mano de Motorola, suponiendo toda una revolución, ya que por aquel entonces poder comunicarse desde cualquier lugar y sin cables era algo inédito. Desde entonces, la telefonía móvil ha sufrido un proceso de desarrollo en forma de generaciones, que ha ido coincidiendo en el tiempo con cada una de las décadas.

En cada generación, se han ido descubriendo nuevas funcionalidades, y a su vez, han ido apareciendo nuevas amenazas y riesgos para la privacidad de las personas:

  • La generación 1G (principios de la década de 1980) primaba la funcionalidad, sin tener en cuenta la privacidad.
  • La generación 2G (1991), permitió enviar mensajes de texto a través de los terminales de los usuarios. En esta generación ya se introducen técnicas de cifrado en las comunicaciones que mejoran la confidencialidad, aunque por contra, se sufren los primeros ataques de SPAM y de interceptación de comunicaciones.
  • La generación 3G (2000): aparecen los primeros dispositivos con funcionalidades multimedia. Estos teléfonos también trajeron las primeras vulnerabilidades por código malicioso o de localización por GPS.
  • La generación 4G: (2010) permitía acceso de alta velocidad a Internet, y se implementaron técnicas de cifrado más robustas. Sin embargo, su utilización masiva supuso un aumento de amenazas.
  • La generación 5G se espera que sea el gran canal de comunicaciones de esta década. Desde 2016 se están haciendo pruebas con tecnología 5G en varios países de América, mientras que en Europa llegó para quedarse a principios de 2019.

Las mejoras que 5G ofrece a los usuarios son principalmente tres:

  • Mayor velocidad de transferencia: el 5G permite navegar hasta diez veces más rápido que las actuales ofertas de fibra óptica del mercado. A esta velocidad se podrá, por ejemplo, descargar una película completa en cuestión de segundos.
  • Baja latencia en las comunicaciones: es el tiempo que transcurre desde que se inicia el envío de un mensaje y llega el primer bit a destino. Ese tiempo podría reducirse a 5 milisegundos, un período casi imperceptible, pero que nos permitirá conectarnos prácticamente en tiempo real.
  • Mayor capacidad de conexión: permite aumentar exponencialmente el número de dispositivos conectados en tiempo real.

Estas características propician el despliegue de aplicaciones multimedia o de realidad aumentada que requieren respuestas en tiempo real, así como el despunte definitivo del llamado Internet de las cosas (IoT).

Para poner en marcha las redes 5G, se está planificando una renovación sin precedentes en la historia más reciente de la tecnología móvil. En este sentido, cabe destacar tres características que hacen que hablemos de la tecnología 5G como un cambio de paradigma en la concepción de las redes de comunicaciones móviles: virtualización, edge computing, y localización.

VIRTUALIZACIÓN

La virtualización supone que la conexión de los dispositivos se gestione directamente por sus fabricantes o proveedores de servicio a través de una SIM integrada (eSIM) y conectada a una slice de red o red virtual.

La red core, estará dividida en lo que se conocen como network slices, que permiten establecer redes lógicas, con funciones de red propias, sobre una única infraestructura física de telecomunicaciones, con parámetros configurados específicamente para dar respuesta a distintos requisitos de cada aplicación.

Esto sirve para gestionar el registro, acceso y movilidad de los dispositivos de usuario, su geolocalización y la posible interceptación legal de las comunicaciones por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En la práctica, supondría por ejemplo que los usuarios no tuviesen que gestionar la conexión con el operador, ni introducir una SIM en el dispositivo porque esa función de control es llevada a cabo por los fabricantes o proveedores.

Es inevitable pensar en el fuerte impacto que tiene la virtualización en la privacidad de las personas, sobre todo en relación con el filtrado de datos entre funciones compartidas entre distintos slices.

Publicado en Blog

Hoy, acceder a Internet se ha convertido en una parte esencial de nuestra vida diaria. Desde una edad temprana, los niños viven en un entorno digital y crecen utilizando una amplia gama de dispositivos interconectados para diversas actividades (aprendizaje, entretenimiento, comunicación con familiares y amigos, pasatiempos, etc.). A pesar de los beneficios que nos está aportando a día de hoy la conectividad a internet, desde que comenzamos el confinamiento ha aumentado considerablemente el tiempo que los menores pasan conectados y en muchos casos sin la supervisión de un adulto.

Debemos ser conscientes de que existen una serie de riesgos que no podemos olvidar, especialmente en los colectivos más vulnerables como es el caso de los menores, y no es casual que en estos tiempos que corren, hayan aumentado considerablemente los delitos que se cometen vía Internet y redes sociales, precisamente por esa mayor dedicación a las nuevas tecnologías durante este confinamiento. 

Uno de los riesgos más importantes es la exposición de los menores a contenido inapropiado como imágenes de índole sexual, violentas, sobre juego y apuestas, etc. Esta exposición puede producir importantes efectos negativos sobre los menores, que van desde daños emocionales o psicológicos hasta el establecimiento de conductas peligrosas y socialmente inapropiadas o daños para su salud física.

Por lo tanto, si bien el acceso a Internet debe ser tomado como una gran oportunidad para el desarrollo de los menores, no sólo los padres o tutores deben tomar medidas para protegerlos de las amenazas del entorno digital al igual que se hace en el mundo físico, la industria también ha de proporcionar en este sentido herramientas para ayudar a salvaguardar su intimidad y bienestar.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha elaborado recientemente una nota técnica sobre protección del menor en Internet, que tiene como objetivo poner de manifiesto el daño que puede producirse a un menor cuando accede a contenido no adecuado para su edad.

Si bien es cierto que esta nota técnica está dirigida principalmente a padres y tutores de menores que desean fomentar un uso seguro de la tecnología, en este post nos vamos a centrar especialmente en las recomendaciones dirigidas a entidades y desarrolladores de herramientas de protección del menor. Dichas entidades deben aplicar las medidas técnicas y organizativas necesarias para proteger los derechos y libertades de los menores, así como las implicaciones de privacidad de las mismas y consejos en cuanto a su uso responsable.

Entre las distintas opciones que pone el mercado a disposición de padres y tutores, para controlar y limitar la exposición de los menores a contenido inapropiado, nos encontramos las aplicaciones de control parental, que ofrecen los propios desarrolladores de sistemas operativos, operadores de telefonía y otras empresas. Adicionalmente al final de este post incluimos una tabla de análisis comparativo de las principales herramientas de control parental que existen actualmente en la industria.

¿Qué entendemos por controles parentales?

Los controles parentales son herramientas que permiten a los padres o tutores poner límites a la actividad en línea de un menor y por lo tanto mitigar los riesgos de que el menor puede estar expuesto.

¿Por qué son importantes?

Son importantes porque pueden ser utilizados para apoyar a los padres en la protección y promoción de los mejores intereses de sus hijos, un papel reconocido en la propia Convención de los derechos del niño firmado en 1989 (en adelante CDN). Sin embargo, debemos valorar también el impacto sobre el derecho del menor a su propia privacidad tal y como se reconoce en el artículo 16 de la CDN. El hecho de que los menores estén sujetos a un bloqueo excesivo puede resultar contraproducente -por lo que es importante mantener abierta la posibilidad de desbloquear contenido a petición del menor- y estar abierto a acordar con ellos los filtros y restricciones, entre otras medidas.

Estas herramientas de control parental resultan muy útiles para vigilar y controlar la actividad de nuestros menores en Internet, pero deben ser utilizadas como medidas de seguridad complementarias y no como herramientas de reemplazo a las labores de formación y concienciación que debemos mantener con nuestros hijos en materia de ciberseguridad consideradas fundamentales para educarles, guiarles y apoyarles en el uso seguro de Internet.

¿Qué funcionalidades ofrecen las herramientas de control parental?

Publicado en Blog

La sociedad en la que vivimos posee un marcado carácter tecnológico, y por consiguiente los avances en las nuevas tecnologías son habituales protagonistas en los paneles de actualidad.

Es en este contexto de transformación digital en el que aparecen los dispositivos IoT, siglas con las que se hace referencia al “Internet of Things”, un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos comunes a través de internet y cuya irrupción en la sociedad supone, por su naturaleza, un cambio de enfoque a la hora entender nuestro entorno. Durante este 2020, se esperan alrededor de 20.400 millones de dispositivos conectados, y se prevé que, en los próximos años, en la mayoría de los países, más de la mitad de la población activa tendrá una ocupación que de una forma u otra dependerá de la informática.

Todo ello constituye un arma de doble filo, pues si bien trae consigo mejoras en la eficiencia, así como un incremento en la participación de las personas, a su vez supone un reto: el de afrontar las nuevas amenazas, especialmente aquellas con incidencia sobre la privacidad de las personas.

Los dispositivos IoT funcionan como canal de entrada y salida de datos empleados para definir comportamientos y usuarios tipo, lo cual pone de manifiesto que la parte del IoT relativa a las tecnologías de identificación es la que parece elevar al máximo exponente los riesgos para la privacidad de los usuarios, pues permite que a través de la conexión entre dispositivos se cree una única identidad de usuario, un único perfil personalizado elaborado en base al comportamiento del usuario y las deducciones que de ese comportamiento los dispositivos inteligentes vinculados entre sí puedan extraer.

Son herramientas inteligentes que hacen posible que las empresas que tienen acceso a los datos recabados por los IoT vinculados a un perfil de usuario, puedan utilizarlos para fines distintos para los que inicialmente fueron recabados, encontrándose el interesado en una situación de vulnerabilidad y desconocimiento absoluta en relación al alcance del tratamiento. Es por esto que, de acuerdo con el RGPD, como normativa vigente y aplicable en la materia, la seguridad de la información y la privacidad de los usuarios debería ser una de las principales preocupaciones de cualquier proyecto IoT.

Por desgracia, el aumento en la seguridad en el marco de desarrollo de cualquier proyecto es directamente proporcional al incremento en costes y complejidad, por lo que si bien es cierto que, con la norma en la mano, el funcionamiento adecuado y regulado de los dispositivos IoT pasaría por un sistema con la capacidad de gestión suficiente para llevar a cabo un buen uso de la información, siendo capaz de recoger solamente aquella que resulte necesaria para la finalidad establecida, almacenarla de forma segura y hacer un análisis de la misma, no siempre es así.

El enfoque de la normativa se encuentra claramente direccionado hacia la idea de “la soberanía del usuario sobre sus datos”, esto es, la máxima de control del interesado (que en este caso es el usuario del dispositivo) sobre sus datos de carácter personal; sin embargo, y teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿sabemos todo lo necesario sobre el uso que se hace de nuestros datos cuando utilizamos este tipo de dispositivos?

Publicado en Blog

Como ya comentábamos en nuestro anterior artículo sobre el análisis de la Memoria anual del año 2017 de la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante AEPD o Agencia), la autoridad de control española ha elaborado y publicado distinto material en los últimos meses (Guías, pautas y herramientas), entre el que se encuentra la Guía de Protección de Datos y Prevención de Delitos.

¿Por qué la AEPD ha publicado esta Guía?

En la presentación oficial de este manual el subdirector general de la AEPD, Julián Prieto, quiso remarcar su “vocación fundamentalmente preventiva”, declaración que goza de gran sentido si atendemos a que en la propia Guía se indica que su finalidad es dar a conocer a los ciudadanos cuáles son las consecuencias de realizar un mal uso de datos de carácter personal en Internet, y también proporcionar una serie de pautas para no incurrir en conductas que puedan ser constitutivas de delito o para no ser víctimas de ellas.

¿Qué información podemos encontrar en este manual?

A lo largo del mismo se recogen comportamientos que no solo pueden suponer una infracción de la normativa de protección de datos, sino también la comisión de un hecho delictivo, tipificado por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Dentro de las conductas a prevenir que pueden conducir a la comisión de delitos, la Guía se centra en los siguientes:

Publicado en Blog

Nuestros Servicios

lopd

Protección de Datos

ver más +
Adec. web

Web, Apps, e-commerce

ver más +
compliance

Compliance

ver más +
mantenimiento

Seguridad de la información

ver más +
formacion

Formación

ver más +
play

prodat securityperson

DPD/DPO EXTERNALIZADO PRODAT EXTERNALIZACION DE LA FIGURA DEL DELEGADO DE PROTECIÓN DE DATOS

Prodat pone a su disposición el servicio de “DPO externalizado”. Prodat DPO realiza todas las funciones de obligado cumplimiento en algunas organizaciones públicas y privadas para que puedan concentrase en su negocio , con la tranquilidad de un servicio especializado...

prodatnou

NUEVA PLATAFORMA DE GESTION DE LA PRIVACIDAD PRODAT PRIVACY COREBOS

Como evolución natural de su anterior plataforma software de privacidad , surge para cumplir con las nuevas exigencias del RGPD Europeo
Con tecnología CoreBos y adaptada a las ventajas de los servicios en la nube. Esta herramienta constituye desde hace más de una década el corazón tecnológico de Prodat...

prodat securityformation

FORMACIÓN LA MEJOR HERRAMIENTA DE CUMPLIMIENTO RGPD

La finalidad esencial de la FORMACIÓN RGPD-PRODAT es difundir entre el personal de su organización la puesta en práctica de las reglas y procedimientos necesarios para el cumplimiento de lo establecido por la legislación vigente en materia de protección de datos principalmente adaptado a su sector de actividad...

Delegación  Galicia Delegación  Asturias Delegación Cantabria Delegación Euskadi Delegación Navarra Delegación  La Rioja Delegación Aragon Delegación Cataluña Delegación  Valencia Delegación Alicante Delegación Baleares Delegación Murcia Delegación  Castilla y León Delegación  Madrid Delegación  Castilla la Mancha Delegación  Extremadura Delegación Huelva Delegación  Cádiz Delegación Sevilla Delegación Málaga Delegación de Tenerife Delegación Las Palmas Delegación Portugal